sábado, 19 de enero de 2008

Tu lugar en el mundo

Susana trajo este texto a uno de los talleres de Técnicas de Escritura que coordino.
Es para no perder un detalle.
Lo comparto y a la vez les deseo
FELIZ 2000 OCHO




Nadie en el mundo va a darte tu lugar si vos no lo ocupás primero.
Al que elige con firmeza su papel nadie le dicta el libreto ni le enseña cuando debe entrar o salir; solo vos sos el director, guionista y protagonista de tu historia.
No importa tanto si sos un actor secundario en la obra de otros, lo esencial es que seas actor principal en la tuya y también el redactor de tu libreto.
Es irrelevante el tiempo asignado a tu papel, siempre será el necesario para que tu participación en el plan de la Creación sea la esperada, pero cuida de no equivocarte de escenario: el tuyo es en el que se juega tu suerte, no la de otro, por apasionantes que sean los libretos ajenos.
Esto tiene que ver con la elección consciente de tu libertad en todos los niveles, que te llevará siempre a negarte a la aceptación de ese papel que muchos asumen para descansar de sus obligaciones: el de víctima.
Indaga profundamente en tu interior cual es tu sitio, cuales son tus talentos, cuales los lenguajes con los que ansías expresarte, y luego actuá.
No te limites a una sola forma de expresión, emprende la aventura de descubrir en cuantos modos podés llegar a los demás con tu mensaje.
Cada conducta es una forma de manifestación, no te limites al desempeño de un único papel en tu vida.
Cambiá, ampliá tu experiencia, probate en cosas nuevas, ensayá algo distinto en tu casa, en tu trabajo, en tus pasatiempos, en la forma de vincularte con los demás, en tu búsqueda del sentido de tu vida y en el modo de amar a los que amás.
No permitas que el miedo, los prejuicios, la moda, la rutina o la presión de los demás aplaquen esa potencia creadora que habita en tu interior, expresate y no te justifiques, no expliques, no argumentes.
Actuá, que, por cada uno que critica en voz alta, existen diez hermanos silenciosos que crecen con tu ejemplo y a quienes tu coraje impulsa a buscar en sí mismos la fuerza que te anima.
Existe una verdad en vos, debe ser develada y transformada en acción. Esa verdad se refiere a tu esencia y a las características peculiares que te identifican. Tu persona es única, original, nunca repetida.
A cada uno de nosotros le corresponde manifestar la riqueza infinita de la Creación, desarrollando lo distinto que nos entregó cuando llegamos al mundo.

Sos la única oportunidad que tiene el mundo de contar con alguien como vos.


Vadhani




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cecilia, quiero agradecerte tus palabras tan hermosas, y decirte me gusta mucho tu espacio, con esas palabras e imagenes.
Muchisimas gracias nuevamente, espero sigamos en contacto, si queres te puedo seguir mandando lo que escribo por mail. Sería una linda unión-puente.
Un gran abrazo,
Belén Vecchi.

Catalina Zentner dijo...

¡Imperdible! Para convertirlo en un lema de vida.

Cecilia Ortiz dijo...

Es verdad Catalina, cada vez que lo leo siento eso.
Nadie me va a dar mi lugar en el mundo si no lo ocupo primero.
Un lema de vida.
Un gran abarzo.