domingo, 29 de agosto de 2010

Abrir la puerta










La angustia me estremece. No siento más que tirones en la garganta y sin ganas cierro los ojos, me acuesto.
Angustia juega a las visitas. Ofrece el té en una minúscula taza, vacía y deteriorada. No acepto el juego. Me ofrece otra taza: porcelana con bordes de plata, té dorado, cálido, tentador. La rechazo.
Se va ofendida y deja todo desordenado: las tazas en el piso, debajo de la alfombra, al costado de la cama.
También ha dejado los guantes largos y la cartera.
Volverá, apresurada, como siempre.
No abriré la puerta.



© Cecilia Ortiz

4 comentarios:

julia del prado morales dijo...

breve que dice mucho, en el que habla el que se pierde el diálogo, abrazos,JUlia

Cecilia Ortiz dijo...

Gracias Julia.
Abrazo grande

Cecilia

Anónimo dijo...

Amiga Cecilia:

Buen blog. Te felicito por él.
Te deseo un Feliz 2011 con respeto, paz y bien. Abrazo.

Alexander Vórtice

www.opinionvortice.blogspot.com

Cecilia Ortiz dijo...

Alexander Gracias!!
Feliz!!! 2011
Abrazo grande

Cecilia